La Inmigración como reto y oportunidad de la Socialdemocracia

A final de 2011 se contabilizaban 5 millones de inmigrantes en España, a pesar, de que por primera vez el saldo migratorio del país es negativo, lo cual supone un cambio de la tendencia dominante durante los últimos 15 años, a lo largo de los cuales España, multiplicó por diez su población extranjera.

Pocos países han sufrido una transformación tan rápida como la que vivió España, a pesar de la cual, el informe del Migration Policy Group califica positivamente las políticas de integración españolas ubicándola en el octavo puesto entre los países analizados. La mayor parte de las políticas revisadas en el informe fueron producto de los últimos gobiernos socialistas. A pesar de sus limitaciones y carencias, el Estado del Bienestar español fue capaz de adaptarse a la cambiante estructura demográfica de los últimos años.

Sigue leyendo