¿A quién representa la política exterior española?

Muchas cosas se han dicho en el encendido debate sobre la expropiación de Repsol por parte de Argentina, y por ello no hace falta detenerse en lo que es evidente: la acción del gobierno argentino es una flagrante violación a los convenios establecidos, lo ha hecho con unas formas del todo reprochables y deja un amargo regusto populista. Aunque reconozcamos la innegable soberanía que los pueblos deben tener sobre sus recursos naturales, los argentinos tienen muchas preguntas por hacer a su mandataria sobre el manejo que se le ha dado y se le dará a la política energética del país.

Más allá de lo evidente, centrándonos en lo que nos atañe como españoles, la airada reacción gubernamental española nos deja dos preguntas, ¿a dónde va la política exterior española? Y ¿cuáles son los intereses que defiende?

Sigue leyendo

En busca de un nuevo modelo de socialismo internacional, de la internacional a la gobernanza

A oídos de cualquiera de los que nacimos en lo que entonces se llamaba tercer mundo, Europa sonaba, a estado de bienestar, a un alto nivel de vida y a socialdemocracia. El modelo de lo que debíamos ser como países cuando fuéramos “mayores”.  Pero de repente el molde del estado del bienestar europeo se ha roto y parece no ajustarse a nadie.  Inclusive el ideal del modelo nórdico muestra fisuras y los buenos alumnos que habían seguido la lección de cómo llegar al desarrollo europeo, ven derrumbarse el objetivo antes de alcanzarlo.

¿A quien seguir entonces? ¿Dónde queda el modelo de socialismo internacional cuando Bruselas, digo, Alemania, somete las democracias y parece que no queda otra opción que el infinito recorte del gasto social?

Sigue leyendo

La Inmigración como reto y oportunidad de la Socialdemocracia

A final de 2011 se contabilizaban 5 millones de inmigrantes en España, a pesar, de que por primera vez el saldo migratorio del país es negativo, lo cual supone un cambio de la tendencia dominante durante los últimos 15 años, a lo largo de los cuales España, multiplicó por diez su población extranjera.

Pocos países han sufrido una transformación tan rápida como la que vivió España, a pesar de la cual, el informe del Migration Policy Group califica positivamente las políticas de integración españolas ubicándola en el octavo puesto entre los países analizados. La mayor parte de las políticas revisadas en el informe fueron producto de los últimos gobiernos socialistas. A pesar de sus limitaciones y carencias, el Estado del Bienestar español fue capaz de adaptarse a la cambiante estructura demográfica de los últimos años.

Sigue leyendo